El sueño infantil y sus beneficios

¿Conoces los beneficios del sueño en la infancia? Si quieres saber como funciona el sueño infantil, y los beneficios que proporciona a tu pequeño el descanso, en este artículo veremos toda la información sobre ello.

Siempre que hablamos del sueño infantil nos referimos al período de descanso, ya sea diurno o nocturno. El sueño infantil cumple la función de regular la energía y reparar el organismo, y también regula la temperatura corporal. Es por eso tan importante respetar los horarios de sueño y el descanso de nuestro bebé. Crear una rutina de sueño a su ritmo y crear un ambiente óptimo para su descanso.

¿Sabías que el bebé consigue dormirse espontáneamente en la barriga de su madre? Sí, se ha comprobado que el bebé pasa unos 20 o 30 minutos despierto y luego consigue dormirse espontáneamente. Es por eso tan importante, aprovechar ese hábito y conseguir que ocurra lo mismo cuando haya nacido. Durante esos minutos de vigilia, hay que aprovechar para alimentarlo y tenerlo unos minutos en brazos para que expulse el aire. Después hay que dejarlo en su cama, para que este asocie que es el momento de descansar. Si hacemos esto desde el primer día, te será mucho más fácil dormir a tu bebé.

Fases del Sueño Infantil

Pero veamos como funciona el sueño de nuestro bebé. El sueño infantil al igual que los adultos, están divididos en diferentes fases y etapas. Aunque van variando con la edad hasta estabilizarse por completo. Es importante respetar las distintas fases de sueño, para que el dormir se convierta en un hábito para el bebé y pueda dormirse fácilmente durante su infancia. Aunque en los primeros años pueda parecer un auténtico desafío puedes seguir una serie de consejos para dormir a tu bebé y proporcionar la calidad de sueño que necesita.

El sueño Infantil está dividido en cuatro fases de sueño. Cada una dura unos 90 minutos y siempre se dan en el mismo orden: sueño REM y sueño NO REM. El sueño REM es la fase activa del sueño, en la que nuestro cerebro permanece activo, y también es el período mas corto. Y el sueño NO REM, la fase más profunda y tranquila del sueño. Todos los bebés alternan períodos de sueño profundo y de sueño superficial durante un mismo descanso. Conforme el bebé crece, los sueños REM tienden a disminuir, y los NO REM a aumentar, de modo que aumenta el sueño profundo y las probabilidades de que nuestro bebé pueda dormir de tirón varias horas sin despertarse.

Cuánto debe dormir un niño

En los primeros meses de vida, el bebé necesita dormir muchas horas, de hecho se suelen pasar todo el día durmiendo, con un sueño polifásico, es decir, en fases. Conforme van pasando los meses los sueños tienden a estabilizarse, y logran dormir de un modo más seguido y menos horas. Pero veamos a partir del año, cuanto debe dormir nuestro bebé:

  • Desde el primer año hasta los tres años. Su sueño, aún polifásico, tenderán a regularse más en los períodos nocturnos, llegando a dormir hasta 13 horas sin interrupciones. Aunque seguirá necesitando una siesta de una o dos horas. Es decir, pueden dormir hasta 15 horas al día.
  • De los tres a los seis años. A partir de los 3 años, los bebés suelen dormir una siesta de tan solo horita por el día. Y por la noche duermen de 10 a 12 horas. A partir de los 4 años muchos incluso dejan de dormir la siesta, durmiendo tan solo unas 10 o 12 diarias.
  • Desde los seis a los nueve años. A partir de esta edad, los niños ya dejan de dormir la siesta, y tan sólo necesitan dormir unas 10 horas de sueño durante la noche. En esta etapa es muy importante que los padres creen rutinas de sueño como leer un libro antes hasta que quede dormido. Ya que el niño al dormir solo puede quedarse hasta más tarde en la cama, o trasnochar interfiriendo en su hábito de sueño.
  • Desde los 10 a los 12 años. A esta edad, los niños ya solo necesitarán 9 horas de sueño. Y también dependerá de lo cansado de esté o lo relajado que se encuentre. Es también importante marcar horarios de sueño para que siga durmiendo lo necesario y a una hora adecuada.

Beneficios del sueño infantil

Ahora que sabes como funciona el sueño infantil y cuanto debe durar su descanso, pasemos a conocer los beneficios que se consiguen gracias al descanso. Y es que como ya sabrás el sueño tiene numerosos beneficios para el ser humano. Las personas adultas, conseguimos a parte de reponer energías, fijar los conocimientos, liberar estrés, así como serotonina lo cuál nos hace más felices. Pero… ¿y en los niños? El sueño infantil es igual de beneficioso, si no más, para ellos. 

Crecimiento

Seguro que en más de una ocasión a escuchado eso de que los niños crecen mientras duermen. Pues si alguna vez pensaste que era un mito, estabas equivocado. Durante el sueño, concretamente en la Fase NO REM, segregamos la hormona del crecimiento, conocida como GH (Growth Hormone – Hormona del crecimiento) o como hormona somatotrópica. Se dice que esto sucede a las dos horas del descanso. Y hay investigaciones que revelan que se libera mayor cantidad entre la medianoche y las 4 de la madrugada. Aunque también puede liberarse durante la siesta.

Funciones Reguladoras

El sueño infantil también cumple funciones reguladoras que sirven para reparar el organismo del pequeño. Regula y controla la energía y la temperatura corporal. Restaura los procesos corporales dañados a lo largo del día. Al igual que regulan los niveles de estrés y renuevan las energías por el cansancio del día.

Aprendizaje y Creatividad

Al igual que en los adultos, el sueño infantil sirve para asimilar y organizar las ideas y lo aprendido a lo largo del día. Esto sucede en la fase REM, en el cual es más fácil las conexiones neuronales, lo cual les permite que puedan recordar las cosas en un futuro. Es decir mejora su memoria y aprendizaje. También ayuda a que maduren y ejerciten su independencia. Por otro lado, también se ve una mejora en la creatividad o al menos durante el descanso, se trabaja la parte del cerebro que segrega dicha hormona.

Refuerza el sistema inmunitario

Durante el sueño el sistema inmunitario se regenera, lo cual permite que los niños puedan hacer frente contra los agentes externos, como tóxinas, gérmenes y demás infecciones a los que están expuestos diariamente. Sobre todo ellos, que siempre disfrutan jugando en el parque, o zonas donde es muy fácil estar en contacto con ellos. Al igual que en el colegio, y con el contacto con otros compañeros de clase. Por eso, es tan importante mantener una buena higiene y un buen descanso para reforzar su sistema inmunitario.

sueño infantil

Conclusión

Como ya habrás comprobado, proporcionar un sueño de calidad a nuestro pequeño es algo esencial para su desarrollo. Y pese aunque sea un tarea difícil y costosa hay que hacer todo lo posible por proporcionar a nuestro hijo una rutina de sueño. Adaptándose siempre a sus necesidades de sueño. Al fin y al cabo, cada niño es un mundo. Ahora que ya sabes la importancia del sueño infantil, no te queda más que practicar con el pequeño hasta encontrar la estabilidad en su descanso.

Deja un comentario

Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉
Powered by