Cómo preparar la maleta del bebé para el hospital

¿Estás a punto de dar a luz y te preocupa lo que debes de llevar al hospital para cuando llegue el gran día? ¿Te gustaría tener todo controlado y preparado para el gran día? En este artículo hablaremos de cómo preparar la maleta del bebé para el hospital y de todo lo que necesitas llevar. Al margen de los servicios y la atención suministrada por el personal sanitario y los demás familiares, seguramente quieras llevar algo más por decisión para cuando llegue el gran día.

También es necesario saber qué debemos llevar, a nivel de identificación y requisitos a nivel de documentos durante el proceso burocrático. Además no solo tendrás que preocuparte de las horas o días que pasarás en el hospital hasta dar a luz, si no que también luego nos pueden decir que permanezcamos en el hospital durante algunos días más hasta que todo este correcto y no sea peligroso ni para la madre ni para el bebé. Por eso, veamos que cosas no nos pueden faltar en la maleta para cuando llegue el gran día.

También pueden interesarte otros artículos como: Medicamentos que no puedes tomar estando embarazada.

Documentación

Lo primero necesitarás llevar contigo todos tus documentos personales, como el D.N.I. Las últimas pruebas analíticas o la cartilla de la persona embarazada y la cartilla de la seguridad social. En caso de dar a luz mediante una clínica privada, no olvides llevar la tarjeta de tu seguro también contigo.

Ropa para la estancia

Todos los hospitales proporcionan la ropa necesaria para el parto y para el tiempo que estés allí. Sin embargo, quizás prefieras llevarte un camisón que te guste o que te resulte más cómodo también puedes hacerlo. Si es el caso no olvides meterla en tu maleta, con un par de mudas debería bastar y recuerda que el camisón sea fresquito. Lo que no podremos llevar es nuestro pijama, si el mismo consta de pantalón y parte de arriba. Lo ideal es un camisón con apertura delantera y en caso de no tener, recuerda que el hospital te dará algunos nada más entrar en la habitación. 

Lo que sí es importante es el calzado. Unas confortables zapatillas de andar por casa para que puedas ir cómoda. De esta manera, cuando queramos dar un pequeño paseo o caminar un poco por la habitación, podremos hacerlo sin ninguna molestia añadida.

Una bata, puede resultar muy útil para la estancia en un hospital, ya que la temperatura del recinto, obviamente, no puede estar personalizada. Con sólo un camisón tenemos dos contratiempos. Uno puede que ser que pasemos un poco de
frío y otro que recibamos visitas y no estemos muy presentables.

Ropa interior

En el caso de que hayamos decidido la opción más tradicional en lo que se refiere a la lactancia del bebé, es importante llevar el sujetador adecuado para dicha práctica. Lleva un par de sujetadores especiales para lactancia.
En lo que se refiere a la parte inferior, es recomendable que sea de algodón o incluso de papel y de un talle alto. Si se ha realizado una cesárea, estas quedan por encima de la cicatriz y nos resultará más cómodo. La otra ventaja es que, al ser de papel, podemos usar y tirar consiguiendo más confortabilidad.

Bolsa de aseo

En cuanto a preparar una bolsa de aseo, hay varios productos de higiene personal que podemos necesitar o queramos tener. En algunos hospitales, también proporcionan estos productos y en otros no, por lo que no está de más llevar un neceser con:

  • Champú y gel de baño para cuando nos duchemos.
  • Cremas para nuestra hidratación.
  • Cepillo y pasta de dientes para nuestra higiene bucal.
  • Un peine y una coleta.
  • Secador, maquillaje o cualquier otro producto que quieras llevar.

maleta del bebé para el hospital

Para el bebé…

  • Prepara un par de pijamas cómodos. Aunque en los hospitales proporcionan pijamas para los recién nacidos, siempre puedes escoger al igual que en tu caso, utilizar los suyos.
  • Pañales y toallitas. Los hospitales suelen proporcionar toallitas y pañales, sin embargo, nunca esta de más que tengas algún paquete por si en cualquier ocasión te hicieran falta.
  • Un babero. Para cuando alimentemos al bebé que no manche su ropita.
  • Una manta. Para tapar a nuestro bebé siempre que lo queramos coger en brazos, o si salimos del hospital y hace frío.
  • Ropa cómoda para cuando nos den el alta, poder vestir al bebé. Lleva un par de calcetines y un gorrito por si hiciera fresquito al salir del hospital.
  • Productos de aseo. Aunque en el hospital también se encargarán de bañar a nuestro bebé, podemos llevar un cepillo, colonia o cualquier artículo que queramos para nuestro bebé.

Recuerda tener todo preparado un par de semanas antes de que se acerque la fecha estimada del parto, para que no te pille por sorpresa. Aunque muchas cosas podrá traérnoslas algún familiar durante la estancia en el hospital, lo mejor es estar preparadas, así te asegurarás llevar todo lo que quieras tú, tu camisón favorito, las zapatillas que te resultan más cómodas a ti o la ropa que quieres llevar el día que salgáis del hospital.

Y tu…¿que cosas crees que es imprescindible en la maleta del bebé para el hospital? ¿Que llevaste tú? Deja un comentario para que otras mamis también lo tengan en cuenta. 🙂

Deja un comentario

Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉
Powered by